Envíos gratis apartir de $950 / código: #TOXICFREE

RECETA: Desodorante hecho en casa

 

A la mayoría de la gente no le gusta el olor corporal o el de las axilas sudadas. El problema es que estamos intercambiado axilas que funcionan de manera saludable por otras sin olor ni sudor, al usar desodorantes antiprespirantes que encontramos en el super. Este tipo de productos contienen ingredientes tóxicos que bloquean la producción normal del sudor.  Además, cuando aplicas desodorante en axilas recién rasuradas aumenta la capacidad de absorción de los ingredientes altamente preocupantes causando irritación, alergias, alteraciones hormonales y cancer de mama.

Es natural sudar y nuestras axilas sudan por una razón: nuestras glándulas sudoríparas regulan la temperatura y expulsan desechos del cuerpo necesarios. Si bloqueamos esta función, puede tener consecuencias importantes en nuestro organismo, sin tomar en cuenta los efectos de los demás ingredientes…

Con eso en mente, es mejor evitar los desodorantes antitranspirantes por completo y elegir un desodorante con ingredientes simples que absorba la humedad y controle el olor.

Investigando los ingredientes de los desodorantes comunes les mostraré brevemente los peores ingredientes secretos que sería buena idea evitar y después una lista de ingredientes básicos, fáciles de conseguir, para que puedas hacer los tuyos.

 

Sustancias químicas problemáticas en desodorantes

Hay muchos ingredientes en los desodorantes convencionales que son problemáticos para nuestros diferentes sistemas. Estos son algunos que son particularmente problemáticos:

Fragancia
El término abarcativo “fragancia” representa a más de 3,000 ingredientes diferentes. Y como el aroma de un producto se considera parte de la patente, los fabricantes no tienen la obligación legal de compartir los ingredientes. Esto significa que al usar un desodorante con perfume, estás expuesto a decenas de ingredientes desconocidos. Los productos químicos de las fragancias pueden ser extremadamente tóxicos para el cuerpo de múltiples maneras, por lo que evitar este ingrediente es la máxima prioridad al elegir un desodorante (referencia).

Aluminio
La mayoría de nosotros estamos expuestos al aluminio por varias vías todos los días: desodorantes antiprespirantes, aditivos en los alimentos, papel aluminio, cosméticos y varios tipos de medicinas. No se sabe aún si es acumulativo en el cuerpo, pero al estar expuesto a este componente a diario, lo más probable es que tengamos niveles permanentes en nuestro organismo. Esto puede causar efectos neurológicos graves, problemas autoimunes, e inflamación cerebral a largo plazo. Además, están relacionados con inflamación, estrés oxidativo y con cáncer de mama.

Conservadores y agentes antimicrobianos
Tienen la función de evitar que crecimiento bacterias y moho que pueden echar a perder un producto de cuidado personal, y permiten que un desodorantes funcione de manera eficaz y que sea estable en los almacenes. Pero muchos conservadores son problemáticos para la salud. Puedes consultar una lista en este artículo de nuestro blog (referencia), donde podrás ver que, los más comunes, resultan en un alto riesgo para nuestra salud.

 

Ingredientes problemáticos específicos que se deben evitar en desodorantes

Estos ingredientes están incluidos en la lista roja de la Campaña para Cosméticos Seguros, que es parte del proceso de selección de la certificación MADE SAFE para productos de cuidado personal (referencia).

Fragancia
Aluminio
Triclosán
Etanolaminas
Parabenos
Ingredientes a base de petróleo:
– Ingredientes de PEG
– Vaselina
– Propilenglicol
– Polietileno
Conservadores que liberan formaldehído:
– Quaternium-15
– DMDM Hydantoin
– Imidazolidinil urea
– Diazolidinil urea
– Polioximetilen urea
Hidroximetilglicinato de sodio
Bromopol
Glioxal
Metilcloroisotiazolinona
Metilisotiazolinona
BHT (hidroxitolueno butilado)


Ingredientes básicos para un desodorante seguro

Aceite de coco
Además de contribuir a la consistencia, dando suavidad y facilitado la aplicación, el aceite de coco tiene propiedades antibacterianas, ideales para un desodorante. También es antiinflamatorio y calma la piel irritada.

Bicarbonato de sodio
Es un mineral natural con propiedades antibacterianas que se puede usar en un desodorantes para absorber humedad y controlar el olor. Es muy alcalino, y creo a un ambiente hostil para las bacterias que causan el mal olor.

Polvo de almidón de maíz o arrurruz
Los polvos a base de alimentos finamente molidos como el almidón de maíz y el arrurruz son ingredientes neutros que se usan en desodorantes para absorber la humedad de manera efectiva.
Es difícil encontrar una fécula de maíz libre de OMG, por esta razón recomiendo usar la harina de arrurruz, que es muy eficaz en desodorantes.

Aceites esenciales
Los aceites esenciales aportan no solamente un aroma muy agradable a un desodorante, también tienen propiedades antibacterianas y cicatrizantes. El árbol de té (tea tree), lavanda, patchuli, cedro son usados comúnmente en desodorantes porque son suaves con la piel tan delicada de las axilas.

Manteca de karité o manteca de cacao
Estas ricas mantecas son súper hidratantes y hacen que el desodorante sea cremoso y suave y que se mantenga sólido a temperatura ambiente. Ricas en ácidos grasos esenciales, vitaminas A y E, e ideal para pieles sensibles, las mantecas de karité y cacao tienen también propiedades antiinflamatorias.

Cera de abejas
La cera de abejas le da firmeza al desodorante y tiene la función de emulsificar los ingredientes. Es además, un excelente acondicionador y protector de la piel. Para una versión vegana, puedes usar cera de candelilla, para la version vegana.

Arcilla de bentonita
Conocida por la eliminación de toxinas, la arcilla de bentonita funciona como desodorante para extraer las impurezas y desintoxicar las axilas, lo que es cooperativo y beneficioso para las glándulas sudoríparas ubicadas allí.

 

Recetas de desodorantes caseros

La razón principal para hacer tu propio desodorante es evitar los químicos tóxicos relacionados con alteraciones endocrinas, irritación de la piel, alergias, inmunotoxicidad y cáncer.

También queremos dejar que el organismo continúe con su proceso de eliminación de toxinas a través del sudor, por eso es importante dejar de usar antitranspirantes.
Y finalmente, hacer tu propio desodorante evita el uso y desecho del envases de plástico.

Receta #1 desodorante casero / piel normal

Rinde 5 desodorantes en tarro de 30ml. Las cantidades pueden ser aproximadas.

2 cucharadas de manteca de karité (30ml)
2 cucharadas de aceite de coco (30ml)
1 cucharadas de cera de abeja (15ml)
2 cuchararadas de bicarbonato de sodio (30ml)
3 cucharadas de harina de arrurruz (o maicena) (45ml)
5 gotitas de aceite esencial (opcional)

Receta #2 desodorante casero / piel sensible

1 cucharada de cera de abeja (15ml)
4 cucharadas de aceite de coco (60ml)
1 cucharada de manteca de karité (o de cacao) (15ml)
1.5 cucharadas de barro bentonita en polvo (u otro) (22ml)
20-25 cucharadas de aceite esencia (árbol de té, romero, lavanda, limón, o una mezcla de estos)
1 frasco o tarro limpio, con tapa.

Direcciones

1. Mezclar la manteca de karité, el aceite de coco y la cera de abeja en un recipiente de vidio o metal.

2. Poner a calentar en baño maría (con vapor de agua y no directamente al fuego), hasta que se derritan y puedas mezclarlo.

3. En otro recipiente, mezcla los ingredientes secos que estés usando (bicarbonato de sodio, harina de arrurruz o fécula de maíz y la arcilla).

4. Mezclar los ingredientes líquidos (calientes) y los ingredientes secos hasta formar una pasta homogénea.

5. Agregar los aceites senciales (opcionales)Vertir en uno o varios tarros y esperar a que se enfríen. Y ¡listo!

Estas recetas son muy estables, y pueden durar hasta 1 año guardadas. : )


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados