Envios gratis a partir de $499 pesos de compra

La calidad del aire dentro de tu casa

La contaminación del aire exterior procedente de las fábricas escapee de autos y el smog son una gran amenaza para la salud humana. 🏭🚙🤒

 

¿Pero sabías que el aire INTERIOR en CASA  a menudo puede estar MÁS contaminado que el aire exterior? ¡Sí! La EPA (Agencia de Protección Ambiental) ha descubierto que el aire interior puede ser entre 2 y 5 veces e incluso hasta 100 veces peor que el aire exterior. 

 

Te comparto algunos de los motivos:

🛋 Muchos de los muebles de nuestro hogar, piensa aglomerados, cortinas sintéticas, muebles de plástico, e incluso los materiales de construcción, como pinturas y barnices, se han vuelto más tóxicos con el tiempo, lo que provoca la liberación de gases químicos en espacios cerrados. 

 

   Los productos de limpieza están cargados de productos químicos nocivos, incluidos niveles excesivos de fragancias.

 

   El uso de productos de cuidado personal contribuye a la mala calidad del aire interior, en gran parte debido a las fragancias que contienen

 

🕯El uso regular de velas aromáticas y ambientadores también contribuye a la contaminación del aire interior. 

 

Afortunadamente, hay muchas cosas que podemos hacer para limpiar nuestro aire interior de manera fácil y, en muchos casos, económica. 

Consejos para un aire más limpio dentro de casa:

¡Abre tus ventanas! Esta es la forma más sencilla de mejorar la calidad del aire, si el tiempo lo permite. Este simple acto puede ayudar a diluir los contaminantes interiores, haciendo que el aire que respiramos sea más saludable. 

 

¡Quítate los zapatos! El uso de zapatos en interiores deja huellas de pesticidas, polen y productos químicos de escape de automóviles, además de cosas en las que la mayoría de la gente piensa: suciedad y excremento de perro. 

 

Deja de comprar y usar productos perfumados como velas, aerosoles para habitaciones, etc., ya que son una fuente constante de exposición a cosas como ftalatos y COV, que son ambos dañinos. 

 

Limpia tus productos de limpieza. La mayoría de los limpiadores domésticos están elaborados con una variedad de productos químicos tóxicos y también pueden constituir fuentes constantes de productos químicos como formaldehído, COV, ftalatos y más.  Busca alternativas realmente ecológicas.

 

Quita el polvo y aspira con más frecuencia: esto reducirá los alérgenos. 

¿Cuál de estos ya estás haciendo? ¡Comparte en los comentarios!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados